¿Qué hacer antes, durante y después de un huracán?

Los huracanes son intensas tormentas que causan fuertes vientos e inundaciones que ponen en peligro la vida de las personas y sus bienes. Es importante mantenerse prevenidos y preparados para una sorpresiva llegada de este fenómeno natural.

Resultado de imagen para durante un huracan

Debes recordar que en épocas de lluvia y huracanes, hay que tomar precauciones, como moderar la velocidad en carreteras y puentes por la posibilidad de deslaves y crecidas de agua, y si lo ameritas busca caminos alternos.

Habrán fuertes vientos así que debes tomar precauciones, sobre todo si estás cerca de edificaciones cuyos materiales pudieran desprenderse, también procura estar alejado de cableados eléctricos. Aquí ofrecemos recomendaciones para actuar antes, durante y después del huracán.

Antes:

Elaboren un plan de emergencia en familia. Es práctico y ayuda a salvar la vida de tu familia. Preparen juntos un botiquín para emergencias contentivo de comida no perecedera, papeles personales, radio, medicinas y protectores para cubrir la boca y la nariz, antes del huracán.

Averigüen con las autoridades de la localidad si la zona donde viven se encuentra expuesta a estos riesgos. Estén atentos ante los informes oficiales de la prensa, radio y televisión. Deben seleccionar con mucho cuidado las zonas de mayor seguridad.

Aseguren las ventanas y puertas con materiales resistentes a los golpes de vientos como el hierro. Coloque en las ventanas de vidrio papel adhesivo especial, para que así eviten que alguien salga herido. Piensen en la posibilidad de abandonar el lugar.

Durante:

Mantener la calma y ten la radio portátil a la mano y recuerda que las comunicaciones del teléfono, internet y la electricidad podrían verse interrumpidos de forma indefinida. Debes desconectar la energía eléctrica de tu casa y cierra las llaves del gas y agua, durante el huracán.

Procura estar alejado de ventanas y puertas. Usa lámparas que funcionen con pilas y observa siempre el nivel de agua alrededor de la casa. No salgan hasta que las autoridades les informen que el peligro ha pasado. Tengan puesta ropa abrigadora e impermeables.

Traten de no prender velas, usemos lámparas. Al abrirse una ventana o puerta eviten acercarse a éstas de frente. Permanezcan siempre en un sitio seguro como sótanos, túneles o edificaciones construidas de manera sólida. Tengan siempre la radio encendida.

Después:

Continuar muy calmados, y sigan las recomendaciones que las autoridades transmiten por los medios de comunicación. Si observan o saben de algún herido, deben reportarlo de inmediato al servicio de emergencia. Mantengan la higiene en los alimentos y no consuman comida cruda, después del huracán.

Ingieran el agua potable que hayan almacenado y revisen de manera exhaustiva la casa y confirmen que no existe ningún peligro y si la casa no presenta mayores daños, quédense allí. Deben cerciorarse que los aparatos de electricidad estén secos antes de enchufarlos.

Utilicen el teléfono para informar alguna emergencia. Si reportan que la zona de nuestra vivienda está afectada, procuren no ir par allá hasta que las autoridades competente te lo informen y procura eliminar el agua estancada para que se eviten los mosquitos y otras plagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies