Concienciación cultural acerca de las especies invasoras

Concienciación cultural acerca de las especies invasoras

La naturaleza es uno de los entornos en los que nos hemos desarrollado como especie, y pese a haber creado un nuevo mundo artificial al que llamamos urbanismo, seguimos conectados a lo que fue y sigue siendo nuestra simiente como especie.

Como humanos, hemos influido en la naturaleza, al punto de provocar un fenómeno llamado invasión de especies foráneas; esto significa, que hemos trasladado directa o indirectamente especies que no pertenecen a determinados ecosistemas, y que su presencia ha producido un cambio importante en ella.

Un ejemplo clásico de este fenómeno ha sido la invasión de serpientes en las islas de las Bahamas. No se tiene una documentación clara que haya provocado este traslado de especie, pero sabemos que esto ha provocado la desaparición a gran escala de aves autóctonas de estas islas.

La razón de esto es que, al ser una especie foránea, las aves no fueron capaces de reconocerlas como depredadores, por lo que no se defendieron y esto provocó su desaparición. Esto explica uno de los fundamentos de concepto de especie invasora, que es el ser una amenaza a la biodiversidad del bioma que han invadido.

Solo en especies de plantas, hasta un 15% de las especies europeas son exóticas

El ejemplo de las islas de las Bahamas es un ejemplo real pero no es el más grave; en Europa, existen más de 12000 especies exóticas registradas que han provocado cambios importantes en la biodiversidad de este continente.

Estas más de 12000 especies representan el 15% de todas las especies propias del continente europeo, y que más allá del impacto biológico que afecta a la integridad de los biomas, está provocando también pérdidas millonarias por afectar el entorno urbanístico en el que vivimos.

Se tiene calculado unos 12000 millones de euros anuales en pérdidas asociadas a daños a infraestructuras, a cultivos forestales, a la industria pesquera, a limitaciones de transporte e inclusive, a la disminución de disponibilidad de agua.

La Uña de Gato y el Camalote son las especies invasoras más conocidas

La uña de gato es el nombre que se le da a 2 especies llamadas carpobrotus edulis y a su primo genético el acinaciformis; una de las razones de su invasión se relaciona con sus flores, que son ideales para usarse de manera ornamental.

Este uso de esta especie, ha provocado que se disperse y reproduzca en el genoma europeo, junto al camalote, que proviene de américa del sur, y que tiene un potencial reproductivo en cursos de agua. Es una de las especies que se relacionan con la disminución de la disponibilidad del agua y sus consecuentes pérdidas económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies